Hipoxia: síntomas

Los signos y síntomas de la hipoxia pueden variar entre diferentes personas, y por cuánto tiempo los síntomas han estado presentes. Algunos de ellos incluyen:

  • Desmayo (síncope)
  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Confusión y letargo
  • Dolor de cabeza
  • Frecuencia cardíaca rápida (taquicardia)
  • Frecuencia respiratoria elevada (taquipnea)
  • Euforia y una sensación de bienestar
  • Hormigueo, sensaciones de calor
  • La presión arterial elevada (hipertensión)
  • Falta de coordinación
  • Cambios en la visión, como visión de túnel
  • Recuento elevado de glóbulos rojos (policitemia) en pacientes con hipoxia crónica
  • Una coloración azulada en los labios y extremidades (cianosis)